Ataques a Escuelas

Desde que el conflicto se intensificó en Yemen hace más de 23 meses, los ataques a escuelas, profesores e infraestructuras han tenido un efecto devastador en el sistema educativo del país, y las posibilidades de millones de niños de acceder a una educación.

“Los niños son asesinados cuando van de camino al colegio, o mientras están en él”, explicó Julien Harneis, representante de UNICEF en Yemen. “Las partes involucradas en el conflicto deben mantener a los niños fuera de peligro para que tengan oportunidad de recibir una educación”, añadió.

Más de 2 millones de niños están fuera de la escuela en Yemen. En este sentido, los niños que no van al colegio corren el riesgo de ser reclutados para combatir, que es precisamente lo que ha ocurrido, según ha podido verificar Naciones Unidas, con 1.210 niños, algunos de tan sólo ocho años, desde que el conflicto se recrudeció en marzo de 2015.

UNICEF estima que 2.108 escuelas repartidas por todo el país han quedado inutilizadas al ser destruidas o gravemente dañadas. Otras acogen familias desplazadas internas o están siendo utilizadas con fines militares.