“Cada día se están poniendo las cosas peor” para los niños en Yemen

Los ataques persistentes a los centros de salud en Yemen están afectando seriamente el bienestar de los niños según detalla el informe, Watchlist sobre Niños y Conflictos Armados.

Se han detallado ataques sistemáticos contra las instalaciones médicas y el acceso restringido para las familias.

Según el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), entre marzo de 2015 y marzo de 2017, las partes en conflicto realizaron al menos 160 ataques contra instalaciones médicas y contra el personal sanitario, ataques aéreos e impedimento del acceso a suministros médicos.

El hospital Al-Thawra ha sido bombardeado en numerosas ocasiones, e incluso allanado para el tratamiento de heridos de las fuerzas houthis.
En Saada, un misil atacó al Hospital de Shiara de Médicos Sin Fronteras (MSF), y mató a seis personas e hirió a diez. El hospital atendía un área de aproximadamente 120.000 personas y era como una sala de emergencia de facto para proporcionar acceso a pacientes que de otra manera tendrían que viajar de cuatro a cinco horas por caminos inseguros para recibir asistencia. Pocos días después, el mismo hospital sufrió otro ataque con cohetes por parte de la coalición dirigida por Arabia Saudita.

Muchos ahora tienen miedo debido a los ataques, dijo Christine Monaghan, Oficial de Investigación de Watchlist.
“Hay un verdadero sentimiento de temor en el país por no poder acceder a la atención médica cuando se necesita, sobre lo que les puede suceder si están en una clínica o un hospital y es bombardeada en el momento en que lo visitan”, dijo a IPS .

Después del ataque del Hospital Shiara, un médico de MSF informó que los partos en la maternidad han cesado. “Las mujeres embarazadas están dando a luz en cuevas en lugar de arriesgarse a llegar al hospital”, dijeron.
Esto ha agravado los problemas de salud, ya que el acceso a tratamientos que salvan vidas es limitado.
Según la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), más de la mitad de la población de Yemen, incluyendo 8,1 millones de niños, carecen de acceso a la atención básica de la salud, un aumento de más del 70 por ciento desde que comenzó el conflicto en marzo de 2015.
Desde noviembre de 2016 hay una cama de hospital por cada 1.600 personas y más del 50 por ciento de las instalaciones médicas han cerrado.

“No podemos pagar el cuidado de la salud. Si alguno de nuestros hijos se enferma, no podemos hacer nada por ellos. No sabemos a dónde ir … dos de mis hijas, de 5 y 3 años, tienen tos persistente, y no puedo ayudarlas aparte de darles abrazos “.

El bloqueo en curso impuesto por la coalición dirigida por Arabia Saudí ha impedido aún más el acceso a los suministros necesarios para las instalaciones médicas tales como el combustible.
Uno de los muchos casos: un niño en una incubadora murió después que un hospital quedase sin electricidad y no tuviese combustible para usar sus generadores.

Debido al colapso de los programas de vacunación, también existe un mayor riesgo de enfermedades prevenibles como la poliomielitis y la rubeola. Según la Agencia de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), un niño muere cada 10 minutos de causas prevenibles en Yemen.
Mientras tanto, sólo se financia el 15 por ciento del plan de respuesta humanitaria del país.

Las organizaciones humanitarias instan a la ONU a que responsabilice la coalición saudí de los ataques a hospitales y las graves violaciones de los derechos de los niños en el informe anual sobre los niños y los conflictos armados.

En 2016, el ex Secretario General Ban Ki-moon denunció a la coalición en su informe, pero posteriormente la retiró después de la presión de Arabia Saudí y sus aliados. Sin embargo, esto no debería suceder este año, dijo Monaghan.
“Esperamos que el nuevo Secretario General utilice sus primeros meses en el cargo para hacer una fuerte declaración de que protegerá el mandato y responsabilizará a los que son responsables de esas acciones”, dijo a IPS.

La ONU califica la crisis humanitaria en Yemen como “una de las peores del mundo”. El país está al borde de una hambruna con más de 14 millones de personas en inseguridad alimentaria. Más del 80 por ciento de los yemeníes necesitan alguna forma de ayuda humanitaria.

https://www.commondreams.org/…/every-day-things-are-getting…

FUENTE;Tharanga Yakupiti, IPS News, Common Dreams, 23/04/17